FANDOM


Recate.PNG

Capítulo 1

Un Matoran caminó a través de los pasillos de Metru Magna con varias anotaciones en sus manos. Al llegar a su destino, utilizó una pequeña tarjeta que abrió la puerta. En aquella habitación habían otros trabajando. El Matoran encontró su camino entre la multitud y pudo llegar a su lugar de trabajo frente a una pantalla, luego tomó unos controles y comenzó a dirigir algo…


A varios kilómetros de Metru Magna, en las profundidades del océano, varios submarinos con cámaras exploraban el entorno. Cada una de las máquinas estaba enviando información a una base con el fin de obtener un registro completo de la vida silvestre. Una de las máquinas giró hacia algo interesante…


El Matoran vio algo extraño en la pantalla. Una pequeña luz reflejada, al parecer proveniente de un objeto enorme. No dudó en dirigir los controles de su máquina hacia el objeto. Mientras se acercaba, la luz parecía dividirse. Pronto pudo ver lo que parecían ser varias burbujas de cristal.

El Matoran continuó con la exploración. Luego de registrar varias cosas se acercó a una de las burbujas. Un potente grito llamó la atención de todos los demás en la habitación, quienes pronto se acercaron a ver lo ocurrido. El Matoran señaló la pantalla, la cual mostraba millones de siluetas dentro de la burbuja. Estas siluetas no eran objetos, sino seres vivientes. Estas siluetas daban varios gestos de desesperación, hasta que una se acercó a la cámara y comenzó a escribir algo en el cristal de la burbuja.

“Ayuda.”

Capítulo 2

Una sesión especial del consejo de Metru Magna se estaba llevando a cabo. El líder del consejo, Mata-Nui, sostenía un papel.

“Este es el informe de emergencia de nuestro equipo de investigación.” Dijo. Luego comenzó a leer el contenido del papel:

‘’“El día de ayer, durante la investigación de la fauna y flora de Aqua Magna de nuestro equipo de investigación, uno de los submarinos señaló y registró lo que, al parecer, son los restos de la ciudad del Nuevo Takiw-Nui. Estos restos siguen siendo habitados, y los habitantes necesitan ser rescatados inmediatamente.”’’

Los miembros del consejo comenzaron a debatir lo que se tenía que hacer. Uno propuso abandonar todo intento de rescate, mientras que otros discutían cómo podrían rescatarse a los habitantes de la ciudad abandonada. Vavakx, un miembro del consejo, habló:

“No podemos abandonarlos a su suerte. Voy a enviar a un equipo de rescate.”

“¿Quiénes conformarán ese equipo?” Preguntó Tarix.

Capítulo 3

Vavakx observó a su equipo. Cada uno tenía una historia diferente y cualidades necesarias para realizar el rescate de los habitantes del Nuevo Takiw-Nui. El equipo estaba compuesto por: Soul, un Toa de Sombras del cual poco sabía pero valoraba su poder y valor; Shadow, otro Toa conocido por haber hecho tratos con un Makuta en el pasado para vengar a su pueblo; Zorax, un Makuta que sufrió los efectos de la Protodermis Energizada; y Jernox, un recién reclutado Toa Takiw con un “ilustre” pasado de servicio en los Cazadores Oscuros.

Vavakx guió a su equipo hacia un hangar, y frente a todos, un gigantesco vehículo aéreo estaba preparado para salir.

“Además de volar, este pequeño puede sumergirse en el agua.” Explicó Vavakx. “Es lo suficientemente grande para evacuar a todos los habitantes, pero deben ser cuidadosos.”

Los miembros del equipo caminaron, entraron al vehículo y la nave voló lejos de Metru Magna. Después de varias horas de vuelo en el vehículo, el equipo de rescate llegó a la ubicación planeada en medio del mar de Aqua Magna. El conductor del vehículo tocó varios botones y la nave bajó hasta tocar el agua. Todos pensaron que no ocurriría nada más, pero se equivocaron. La nave bajó más y más, hasta finalmente sumergirse por completo.

Jernox estaba preocupado; siendo un Toa de Fuego, trabajar en el fondo del mar no era una idea muy atractiva, pero no dudaría en cumplir la misión de rescate. En menos tiempo de lo que se imaginaron, varias burbujas de cristal aparecieron en la ventana.

“El Nuevo Takiw-Nui.” Anunció Shadow.


Tovagnon estaba preocupado. Los Matoran en la ciudad estaban perdiendo la cordura. Las provisiones se habían agotado y nadie logró comunicarse con el mundo exterior para pedir ayuda. Siendo un Toa de Magnetismo, él tenía que mantener a todos los habitantes calmados, pero si nadie llegaba pronto no podía imaginar lo que podría pasar. Todos estaban encerrados en una sola habitación, esperando.

La ciudad no era segura; desde hace varios días, cosas extrañas comenzaron a suceder. Desde que cayeron al fondo del océano, varios habitantes desaparecieron y extrañas criaturas azules invadieron los ambientes. Nadie estaba a salvo.

Tovagnon vio algo a través de la burbuja. Todos los habitantes prestaron atención. La ayuda había llegado.

Capítulo 4

La nave del equipo de rescate aterrizó dentro de un hangar abandonado del Nuevo Takiw-Nui. Uno tras otro, los miembros del equipo salieron y prepararon sus armas. El camino hacia la supuesta ubicación en la que los habitantes se reunieron era largo, pero estaban preparados para los peligros posteriores de la misión.

Soul se adentró primero, seguido por los demás. Las luces que antes mantenían a la ciudad hermosa ya no funcionaban, dando una terrible sensación de encierro. Todos estaban alertas a lo peor que pudiese ocurrir. Jernox era cuidadoso – después de todo, ser un Ex Cazador Oscuro era algo útil. Él activó su Máscara del Sonar y comenzó a detectar todo a su alrededor en la oscuridad.

“Algo está en el camino.” Dijo.

El equipo caminó un poco más. Zorax detectaba una mente; había algo frente al equipo: un Matoran. Sólo se podían escuchar unos murmullos dementes de él. Estaba rodeado por una misteriosa aura azul.

Unos pocos pasos antes de que Zorak pudiese tocarlo, el Matoran volteó, emitió varios gritos y saltó. Zorak usó su telequinesia y repelió el ataque. Al caer al suelo, comenzó a disparar varias burbujas de materia azul. El Makuta, entonces, activó su máscara, lo que le permitió reflejar los ataques. Jernox preparó su espada y cortó la cabeza del enemigo con un simple movimiento. Los miembros del grupo se acercaron al cadáver. Soul se acercó y extendió su mano para tocar el cuerpo, pero Shadow lo detuvo.

“No lo toques.” Dijo. “Esto se ha vuelto más peligroso de lo que pensé.”

“¿Qué es lo que ocurre?” Preguntó Zorax.

“He escuchado sobre eso.” Dijo Shadow. “La enfermedad azul ha invadido este lugar.”

Capítulo 5

Tovagnon preparó sus armas y comenzó a guiar a los habitantes fuera de la habitación en la que se habían refugiado. Mientras caminaba, pensó en la importancia de su éxito; él tenía a su mando todo un grupo, si fracasaba, posiblemente todos morirían.


El equipo se reunió alrededor de Shadow, quien comenzó a contar lo que sabía.

“Fue creada por un Makuta, una enfermedad que consume tu cuerpo y te controla. Una enfermedad que asesina tu alma, y se aprovecha de tu cuerpo. Con tan solo tocarla en su forma más pura, se condena a una posesión. Es conocida como Caparazón Oscuro.”

“¿Qué debemos hacer?” Preguntó Jernox.

“No lo sé, pero creo que tendremos que destruir este lugar tan pronto como recatemos a los habitantes sanos.”


Tovagnon se mantuvo alerta. Otros Toa escoltaban a los Matoran. Los Vortixx y Skakdi observaban su alrededor.

Un Toa infectado por Caparazón Oscuro apareció y atacó a Tovagnon. Utilizando sus poderes magnéticos, lo pegó a la pared. No quiso matarlo, por lo cual continuó su camino. De repente, una alarma comenzó a sonar.

“Proceso de auto-destrucción activado. Cuatro minutos para la explosión.”

A este punto, los Matoran estaban en el borde de la locura.

Capítulo 6

El equipo de rescate entró en un cuarto de control del Nuevo Takiw-Nui y activó el sistema de auto destrucción. Varias cámaras de seguridad les daban una perspectiva amplia de cada zona en la ciudad. Una de las cámaras reveló a los habitantes reunidos y escoltados por un Toa de Magnetismo, caminando en los pasillos. Soul sostuvo un micrófono y comenzó a hablar.


Los altavoces del Nuevo Takiw-Nui emitieron un mensaje.

“Habitantes del Nuevo Takiw-Nui, diríjanse al hangar. En tres minutos, esta ciudad será historia. Junto con la enfermedad en ella…”

Tovagnon y todos los habitantes corrieron en desesperación hacia el hangar. Un Skakdi infectado atacó, los Toa de Fuego lo incineraron; un Vortixx infectado atacó, y murió ahogado por las Toa de Agua. Todos los obstáculos fueron derrotados, hasta que un equipo Toa infectado atacó. Tovagnon intentó magnetizarlos a los muros, pero un Toa de Aire infectado comenzó a absorber el aire alrededor del grupo de habitantes, ahogándolos.

Era el fin. Todo estaba perdido. El mundo se volvió borroso. El caos se convertía en paz. Una luz inundaba la visión de cada uno de las víctimas. ¿La muerte los estaba envolviendo?

No. Un rayo de fuego concentrado incendió al Toa del Aire. El salvador, Jernox, canalizaba cada vez más fuego mediante su espada. Soul y Shadow unieron sus poderes en un rayo devastador, asesinando a más de los infectados. Mientras tanto, Zorax dio un mensaje telepático:

‘’“Corran.”’’

Tovagnon asesinó al último Toa, pero pronto fueron rodeados por más. En este momento tan solo quedaba un minuto antes de la destrucción de la ciudad. Era ahora… o nunca.

Capítulo 7

Esta vez, todos estaban rodeados por seres infectados de Caparazón Oscuro. El tiempo se agotaba. Zorax activó sus poderes de Gravedad, lo cual mantuvo a los infectados bajo control. Inmediatamente, el grupo de habitantes corrió y entró al hangar. Uno por uno, entraron a la nave.

Zorax y el equipo de rescate continuaban controlando la situación. Zorax no pudo mantener más tiempo la gravedad. Los infectados eran libres, y ahora comenzaron a atacar. Soul y Shadow luchaban junto con Jernox contra varios Matoran infectados. Quedaba un minuto antes de la explosión de la ciudad. Jernox incendió el suelo, paralizando a los infectados. Luego corrió junto con los demás hacia el hangar. Jernox soldó la puerta con su fuego. Todos comenzaron a entrar a la nave. Los infectados abrieron la puerta. La nave despegó. La nave se alejó del nuevo Takiw-Nui. Finalmente… una explosión destruyó los restos de la ciudad del Nuevo Takiw-Nui.

Dentro de la nave, todos celebraban y reían. El caos había terminado para ellos. La nave voló fuera del agua y se desplazó en el cielo de Spherus Magna. En la ventana, todos podían ver la ciudad de Metru Magna… y unos seres raros… atacando…

“Cambio de planes.” Dijo el piloto. “Vamos a aterrizar en un refugio. Metru Magna está bajo ataque.”

La nave giró y se alejó de Metru Magna. En medio de este sentimiento de incertidumbre, la nave aterrizó en un refugio. Todos los habitantes de Metru Magna estaban allí. Vavakx recibió a la nave:

“Nos han invadido.”

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar