Fandom

MOCers Wiki

No todos los Makuta son grandes líderes

1.749páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

Hermanos aquí reunidos, todos conocemos muy bien la infame y retorcida gloria de los Makuta, la ambición de Teridax, la tenacidad de Bitil, la frialdad de Vamprah, el carácter de Gorast, y muchos otros ejemplos. Sin embargo, muy pocos de ustedes conocéis las historias de los Makuta que jamás lograron ser líderes, gobernantes, siquiera amenazas, pues bien, en esta ocasión quisiera dedicarle a ellos este breve espacio del espacio tiempo de quién tiene la dicha de escuchar estas palabras. Pues bien, que comiencen, los relatos de los Makuta...

Capítulo 1: Dahil

Dahil, prepotente, ingenioso, sádico, largo, y su rasgo más característico, esa mandíbula de 3 filos letales. Dahil comenzó como un Makuta, igual que los demás, y su vida fue exactamente igual a la de los demás, su isla asignada era en principio una roca estéril similar a Xia en el Sur. Dahil se indignó masivamente, y decidió dejar atrás las órdenes de Miserix para convertirse en un Makuta errante. La tarea no era difícil, era entretenido matar especies guerreras y aplastar rebeliones; acababa con una isla, seguía a la otra, dejando a sus pobladores bajo su poder, inclusive cuando la mayoría de las veces no regresaba a ellas.

Una trágica noche, Dahil asomó sus largos ojos en la costa de una prometedora isla, y decidió hacer lo que siempre hacía cuando una hermosa isla se mostraba frente a sus ojos. Llegó a la isla más cercana, y con un satírico tono de júbilo (y algo de poder Kraata de Grito), se hizo escuchar en toda la isla, con la frase -"esta isla es de ahora en adelante conquista de Dahil, el Makuta errante"-. Los Matoran que la habitaban quedaron perplejos, ya que además del Makuta que gritaba en la costa, había ya uno en esa isla, Hilov, que había impuesto como ley que ningún Matoran podía ser asesinado sin su consentimiento. Pues bien, el silencio que siguió al saludo del Makuta, fue una voz femenina en tono desafiante, cuya claridad y valor hicieron a los Matoran sorprenderse aún más -"Vete"-, fue lo que dijo, se trataba de una Ce-Matoran llamada Melis, que luego continuó insultando al Makuta al punto que él mismo se sorprendió. El gran Dahil, humillado por una enana, eso no tenía perdón, Dahil no dijo nada, arremetió contra ella, y de un certero corte, la Pakari dorada y la valerosa cara detrás de ella, rodaron costa abajo, y los Matoran se mantuvieron igual de perplejos que al principio. Dahil sintió que no quería ejercer más violencia esa noche, así que dió un discurso de dominación, y se ocultó en la jungla de la isla. Mientras tanto, los Matoran habían buscado refugio (irónicamente) en su primer Makuta, Hilov. Hilov decidió acabar con Dahil esa noche, más por orgullo que por bondad. Siempre acompañado de su escolta de Rahkshi nivel 4 y 5, Hilov acabó con la penosa existencia de Dahil.

Capítulo 2: Julk

Julk (yolk, no Hulk), sigiloso, frío y orgulloso, armadura amarilla-negra, Kanohi Mohtrek, potencialmente peligroso, pero débil para ser un Makuta. Julk fue asignado inicialmente a la isla de Nynrah. Formó su primera alianza hace tantos años, que no tiene sentido contar cuántos, y fue con Gorast, la Makuta de la Península Tren Krom. Incluso luego del traslado del poder de Miserix a Teridax, Julk y Gorast mantuvieron su alianza. Gorast le obsequió un Matoran de Sombras y un grupo de Rahkshi. Julk no hizo mucho en Nynrah, creó alrededor de media docena de Rahi, y se diseñó un agijón similar al de Gorast, en su honor.

Makuta Julk sufriría una derrota patética en manos de 3 Matoran que salvaron Nynrah de su dominio, estos rufianes eran Trajah, Handan, y Alcerr, que consiguieron mutilar al Makuta y encerrarlo en un taller olvidado bajo tierra. El relato de su derrota fue escuchado por muchas islas, llegó hasta la Península Tren Krom, y Gorast se escabulló hacia allá. La Makuta llegó hasta Nynrah, abrió la inmunda cárcel de Julk, y sin mediar saludos o despedidas, acabó con él, por el orgullo de su especie.

Capítulo 3: Mohnkaz

Mohnkaz, los colores dorado y plateados no le hacen ver muy maligno, pero sí que lo era. Mohnkaz fue uno de los pocos Makuta que permanecieron junto a Miserix luego que Teridax se adueñara de el poder. Su terreno solía ser la Península Tren Krom, y supondrán a quién le asignarían esa isla después...Sí, a Gorast. Gorast y Mohnkaz pelearon por el terreno, y Mohnkaz intentó encerrar a Gorast en un campo de estasis, pero, al tocarla, la infame Felnas hizo lo suyo, y al igual que como se daría más tarde con Krika, Mohnkaz se encerró a sí mismo en su campo de estasis, y ahí sigue, como un adorno vivo en alguna bóveda de la Península de Tren Krom.

Pues, hemos acabado, estos son los Makuta que no hacen temblar islas, aquellos de los que nadie se acuerda, aquellos cuyo gran privilegio fue haber sido mencionados por Miserix, aquellos que las Ga-Matoran holgazanas no se darán la tarea de investigar, aquellos de los que los Makuta se avergüenzan, pobrecillos.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar